Tarotistas 24 Horas 806 42 48 64 (Coste máx:1.21€/min Fijo y 1.57€/min Móvil IVA. incl.)

Significado de la Carta del Tarot El Ermitaño

Carta del tarot El Ermitaño
El Ermitaño: La aparición de esta baraja marca una necesidad, manifiesta o no, de estar en soledad para poder meditar acerca de nuestra vida, quienes nos rodean, aquello a lo que nos dedicamos y quienes somos en verdad.

Su energía es espiritual en su mayor medida, por lo que está conectada con nuestra alma, espíritu y esencia. Representa a esa persona que nos guía en el camino de autoconocimiento.

Ser el número nueve es la representación del punto final de todos los números, a partir de él es que comienzan las combinaciones. Por lo tanto, esto refuerza la idea de que hemos llegado a un destino y ahora es el momento de capitalizar lo aprendido a través de la experiencia y también enseñarle a los demás qué es lo que importa y cómo demostrarlo a nuestros seres queridos.

Ha llegado la hora de ser autocríticos y revisar las actitudes que hemos tenido en el pasado que nos han alejado de los demás y de nuestros propios objetivos. Tenemos que empezar a construir nuevamente nuestro vínculo con los otros y con la vida misma, lo cual nacerá de un cambio sustancial de actitud que llevaremos a cabo a conciencia y midiendo cada nueva parte de nuestro ser.

El Ermitaño nos llama al cambio de la parte más íntima de nuestro ser, pero no por una imposición externa, sino porque estamos totalmente convencidos de que es así como lograremos ser la persona que siempre soñamos ser.

Esta carta es tanto positiva como negativa, todo depende de lo que estemos esperando conseguir. Nos trae muy buenos resultados en nuestras metas a largo plazo, pero solo si nos esforzamos al máximo para conseguir lo que queremos. No obstante, si buscamos un éxito total e inmediato, su aparición es bastante desalentadora, ya que nos indica que todo lo que hagamos de forma apresurada debido a nuestra ansiedad e impaciencia, tendrá consecuencias irreparables en nuestra vida, y ya no habrá tiempo de volver atrás.

Cuando nos define una situación, nos habla de alguien que está luchando para salir adelante, pero que no cuenta con la ayuda de nadie para hacerlo y deberá utilizar toda su sabiduría y entereza para resultar victorioso.

Al salir en la casa de la personalidad, nos presenta a alguien de años, o al menos con una madure que corresponde a personas de cierta edad. Se trata de un individuo que se encuentra bastante aislado de sus afectos, pero que la situación es así porque lo eligió de esta manera, ya sea como algo permanente o circunstancial.

En el amor nos revela la apatía que termina llevando a una ruptura o un distanciamiento. Hay necesidad de encontrarse con uno mismo y esto nos conduce a aislarnos.

No se debería cambiar de trabajo en este momento, sino afianzarse en el que ya se tiene y recapacitar acerca de nuestras habilidades y vocación. Hay que mejorar las relaciones interpersonales.

Es necesario cuidar el dinero, ya que no habrá ingresos extra para respaldar compras extravagantes.

La salud está débil y es preciso prestar atención a posibles reincidencias de enfermedades que ya hemos padecido o a las secuelas que han dejado.
Privacidad